El sentido de un viaje y el sentido de la vida

Hace poco fui por primera vez con mi compañero Kolwani a Chuunga, uno de los centros más alejados de la misión. Se tardan, en condiciones normales, unas cuatro horas en coche, no por porque haya muchos kilómetros -¿qué pueden ser, unos 150 como mucho?-, sino por el estado de la “carretera”.

Inicio del camino, cuando aún es bueno, que va a Chuunga. Un camino puede verse como símbolo del viaje que es la vida. Ahora bien, importa mucho dar un sentido a ese camino, a ese viaje que es la vida.

 

Sigue leyendo